Web Analytics
La versión "explicada" del Guernica chileno • Foto: TW @jinesca
La versión "explicada" del Guernica chileno • Foto: TW @jinesca
Ocio y Cultura

Una versión del Guernica de Picasso hace constar la "guerra" que se libra en Chile

La versión chilena del famoso cuadro del pintor español fue creada por el artista urbano Miguel Ángel Kastro, quien publicó la imagen en sus redes sociales, bajo el título "Octubre negro"

Ciudad de México.- “No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo”, declaró alguna vez el artista español Pablo Picasso, durante la Guerra Civil Española.

Ocho décadas después, una intervención de su famosa pintura Guernica apareció en distintos muros en Santiago de Chile, a propósito de la revuelta social en ese país, que inició el 18 de octubre pasado.

La versión chilena fue creada por el artista urbano Miguel Ángel Kastro, quien publicó la imagen en sus redes sociales, bajo el título Octubre negro.

Un día después, Kastro publicó la misma versión, pero con aclaraciones, ya que dijo que un niño le pidió que le explicara la ilustración para una tarea de historia.

Fue esta última versión la que retomó un hombre llamado Tomás Santander, quien la pegó en el centro de la ciudad.

“De verdad no sé quién anda pegando esto por las calles del centro, solo quiero decirle a esa persona que muchas gracias por ver en mi trabajo una fuerza para seguir luchando, te mando un abrazo enorme”, escribió el artista en Instagram.

Días después publicó otra foto del mural, ahora enmarcado, y reconoció el esfuerzo de Santander y al colectivo Museo de la Dignidad, que se dedica a enmarcar obras de arte callejeras, creadas al calor de la revuelta.

▶LAS SIMILITUDES

Guernica es una pintura de gran formato —mide 3.47 metros de altura por 7.77 de ancho—, creada en 1937, que alude al bombardeo del 26 de abril de ese año por parte de Alemania e Italia, contra la población civil de la comunidad de ese nombre, en el País Vasco, durante la Guerra Civil Española.

Picasso, quien militó en el Partido Comunista de su país, expresó abiertamente que deseaba que este cuadro expresara "oscuridad y brutalidad", lo que consiguió con la ausencia de color.

La versión del chileno Miguel Ángel Kastro no carece de los atributos pensados para la obra original: la Plaza Italia, principal escenario de las protestas por la dignidad en Chile; Sebastián Piñera, presidente de ese país, que “en forma de picaña da la espalda al pueblo”.

Los torniquetes del metro, cuya subida de precio a 30 pesos el boleto dio origen a una serie de movilizaciones que derivaron en el estallido social; la bandera chilena negra, "que se masificó como símbolo del movimiento".

También aparecen las bombas lacrimógenas, que Carabineros lanza “en exceso”; un “paco”, (policía) que está “transformándose en un animal”; las fuerzas especiales; Daniela Carrasco, la mimo que apareció colgada en un parque.

Los 30 años de gobierno neoliberal están incluidos y, por supuesto, los “ojos heridos”, en alusión a las más de 230 personas que han quedado tuertas por acción directa de la policía, de acuerdo con organismos de derechos humanos.

Debido a la dictadura de Francisco Franco en España, el pintor Pablo Picasso , creador del cubismo, decidió que la obra quedara en custodia del Museo de Arte Moderno de Nueva York, en donde permaneció hasta 1981, cuando el cuadro pudo ser devuelto a España.

Su par latinoamericano no sufrirá el mismo destino, porque su hogar yace en la calle. Permanecerá por tiempo indeterminado a cielo abierto, hasta que el pueblo chileno así lo quiera.

_

Share