Web Analytics
Historiador, investigador de El Colegio de México • Foto: Cuartoscuro
Historiador, investigador de El Colegio de México • Foto: Cuartoscuro
Nacional

Lorenzo Meyer: "Se avanza en el cambio profundo y pacífico del régimen"

"Existe incertidumbre en lo que respecta a la transformación de la economía. ¿Cómo lograr que el neoliberalismo se haga un lado y al mismo tiempo florezca la economía?"

—¿Cuál es su evaluación del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador?

—La evaluación que hago corresponde a su propuesta fundamental: cambiar el régimen de una manera pacífica pero profunda. Considero que la propuesta es muy válida. No sólo en México sino en todo el mundo; pero tratándose de nosotros y de nuestra historia, es particularmente importante.

En ese primer punto me parece que va bien: hay un esfuerzo por encaminar la actividad de un gobierno hacia una meta que en el pasado se había enunciado, pero con la que no se logró nada serio. Lo único que ocurrió con gobiernos pasados es que se ahondaron las diferencias y distancias entre distintas capas sociales.

—¿Qué ha sido lo mejor del gobierno?

—Para mí, lo mejor ha sido exponer y proponer la idea del cambio mediante esa propuesta. Es el primer año de López Obrador y el contraste es lo que le da su valor. Es un contraste que se intentó con Fox, por ejemplo, cuando se propuso echar al PRI de Los Pinos, así como capturar a los peces gordos de la corrupción. Eso no se cumplió. Al final de su periodo presidencial las cosas eran muy parecidas a como estaban en el inicio.

En el caso de AMLO, es el primer año. Faltan cinco. Pero es buena señal que a estas alturas ya hay alguien del gabinete en la cárcel, así como personajes importantes a los que ya están buscando para que rindan cuentas respecto de temas de corrupción.

—¿Cuál ha sido el peor momento o la peor decisión del gobierno?

—La peor decisión fue la forma en que manejaron el culiacanazo, quizá por sus efectos en la imagen gubernamental. Seguir enfocando la acción en contra del crimen, y de los grandes capos, no fue lo mejor. Le dio todo el margen de acción a sus enemigos.

No sé si fue decisión presidencial o de los aparatos de seguridad. Como sea, el fracaso de lo ocurrido en Culiacán moldeó de forma importante la percepción de inseguridad general que persiste. Yo no podría pensar en una solución a dicho tema. Nadie la tiene: se trata de un problema que tiene raíces históricas larguísimas.

—¿Y en cuál tema considera que hay incertidumbre y es muy difícil tomar una postura aún?

—En el crimen organizado: es imposible saber si se puede detener el tráfico de armas, modificar la demanda internacional, rastrear el dinero en redes internacionales. México tiene muy pocos recursos para hacerlo. Nuestro país no tiene el poder para controlar, solo, esas tres variables.

Y pensaría que también existe incertidumbre en lo que respecta a la transformación de la economía. Cómo lograr que el neoliberalismo se haga un lado y al mismo tiempo florezca una economía donde el papel del Estado vuelva a ser central. ¿Cómo hacerle?

-

Share