Web Analytics
Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, consideró que el plan de infraestructura anunciado por el gobierno federal es una manera de impulsar el crecimiento • Foto: Graciela López/Cuartoscuro
Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, consideró que el plan de infraestructura anunciado por el gobierno federal es una manera de impulsar el crecimiento • Foto: Graciela López/Cuartoscuro
Economía

Gobierno de AMLO hizo cambios “muy relevantes” en su primer año: banqueros

Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, señaló que el bajo crecimiento económico no es exclusivo de esta administración, y recordó que en los sexenios de Fox, Calderón y Peña hubo condiciones similares y algunas menos favorables

Ciudad de México.- La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho cambios muy relevantes y difíciles en su primer año y el bajo crecimiento económico reportado hasta ahora no es exclusivo de este gobierno reconoció el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.

La actual administración en particular ha hecho muchos cambios muy relevantes, que son todavía más difíciles, reducción de gasto público, combate a la corrupción, confrontar los problemas de seguridad y replantearse cómo quieren manejar el resto de su sexenio, eso ha tomado tiempo y ha sido complejo
Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM

Niño de Rivera refirió que el arranque de los últimos tres sexenios tuvieron condiciones muy similares y en algunos menos favorables que el del presidente Andrés Manuel López Obrador en términos de crecimiento económico.

Tras participar en la premiación del concurso de dibujo y pintura “El México donde quiero crecer”, recordó que en el gobierno del panista Vicente Fox (2000-2006), el crecimiento económico en el primer año fue de menos 0.2 por ciento, es decir negativo; en el primer año del también panista Felipe Calderón fue la mitad de lo que le dejó la administración previa, situación similar con Enrique Peña Nieto.

"Todos los años iniciales de gobierno son difíciles, porque llega una nueva administración, tiene que tomar control del aparato operativo de la administración pública, que es complejo", consideró el líder de los banqueros en México.

Refirió que hay un subejercicio del gasto público por esas mismas razones y se vive el final de un ciclo económico mundial, que también impacta. "Por consiguiente el resultado es el que tenemos, no estamos creciendo, yo diría que ese es el resumen del primer año".

Niño de Rivera consideró que el plan de infraestructura anunciado por el gobierno federal es una manera de cambiar este panorama e impulsar el crecimiento de la economía mexicana.

La forma más eficiente de manejar la estructura financiera de estos proyectos es con una combinación adecuada de capital y de deuda, ya que no todos los proyectos se manejan igual, porque no todos tienen el mismo flujo y la misma capacidad de pago de crédito y algunos tienen mayor plazo que otros.

"Hay tres grandes motores que mueven la economía, el consumo, que ya vimos la semana pasada que está muy activo por el crecimiento que hubo contra el año anterior; las exportaciones, que van por buen camino, y la inversión fija bruta, sobre todo en infraestructura; eso es lo que vamos a mover con estos proyectos y ahí la banca está con muchos recursos para apoyarlos".

El presidente de la ABM dijo que no todos los sectores reflejan la misma intensidad, pero las sumas y las restas dan cero, y en consecuencia "la economía no está creciendo" en general.

"La inercia del año ya está propiamente dada, aún cuando el fin de año es muy importante porque el comercio sigue siendo una parte activa de la economía".

No obstante, el representante de la banca estimó que para 2020 está en sus manos llevar a cabo las inversiones que se ofrecieron para que la economía crezca. "La calidad de la cartera, que está creciendo y está en buenas condiciones, la cartera total al sector privado de la banca ha crecido en los primeros 10 meses del año al 8.5 por ciento, es un crecimiento relevante cuando la economía no crece".

De hecho, añadió, hay partes de la cartera que crecen más que otras, por ejemplo la vivienda, con 11 por ciento, el crédito de nómina 11 por ciento, crédito al consumo, en bienes de consumo duradero 5.5 por ciento, en tarjeta de crédito 6.0 por ciento.

(Notimex)

Para este año, la estimación del banco central quedó en un intervalo de -0.2 y 0.2% desde un 0.2 a 0.7%, mientras que para el siguiente pasa de 1.5 y 2.5% a 0.8 y 1.8%; es la primera vez en una década que toca negativos
27 noviembre 2019

Share