Web Analytics
Ciencia y Tecno

El uso generalizado de cubrebocas podría reducir los casos de coronavirus

Usuarios del Metro de la CDMX con cubrebocas. Foto: EFE
Usuarios del Metro de la CDMX con cubrebocas. Foto: EFE

¿Usar o no cubrebocas? Es una de las preguntas más frecuentes durante la crisis generada por la COVID-19, aunque especialistas han coincidido que el uso de este artículo sí podría ayudar a frenar la propagación del coronavirus.

De acuerdo con una investigación de la revista Science News, Abba Gumel, biólogo matemático de la Universidad Estatal de Arizona, afirmó que el uso generalizado de máscaras es "muy, muy efectivo para reducir las hospitalizaciones y la mortalidad", de personas enfermas de coronavirus.

Aseguró que los cubrebocas de tela, que se ajustan a la cara y están hechas de materiales óptimos, como algodón muy tejido, pueden bloquear hasta el 80 por ciento de las partículas. Mientras que las mascarillas que no se ajustan adecuadamente o están hechas de material endeble, filtra solo alrededor del 20 al 50 por ciento de las partículas.

Te puede interesar: El Gobierno de la CDMX te explica cómo será la reapertura de negocios en el Centro Histórico

Mencionó que los cubrebocas quirúrgicos “pueden bloquear del 70 al 90 por ciento de las partículas infecciosas, y las máscaras N95 más del 95 por ciento".

La revista Science News también citó a Matthew Staymates, investigador en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos, quien realizó un experimento para averiguar cómo funcionaban los cubrebocas de diferentes materiales.

Comprobó que “el uso de cualquier cubierta facial, incluidos pañuelos o calentadores de cuello, podría bloquear parcialmente gotas liberadas por la tos”, además, de que los resultados eran más efectivos cuando las mascarillas se ajustaban a la nariz, las mejillas y la barbilla.

¿CUÁL ES LA POSTURA DE LA OMS?

En su página, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que el uso de mascarillas médicas deben combinarse con otras medidas clave de prevención y control de las infecciones, como la higiene de las manos y el distanciamiento físico.

Además recomienda que cualquier persona que esté enferma de COVID-19 debe usar una mascarilla, ya que al toser, estornudar o hablar se pueden generar gotículas que causan la propagación de la infección. "Estas gotículas pueden llegar a la cara de otras personas cercanas y caer en el entorno circundante".

Incluso, añade, si una persona infectada tose, estornuda o habla y lleva una mascarilla médica puede ayudar a proteger de la infección a quienes están cerca.

Share