Web Analytics
Ciencia y Tecno

¿Cuánto tiempo vive el coronavirus en las cosas que compras en el supermercado?

Foto: EFE
Foto: EFE

Un estudio médico-científico reveló que el coronavirus puede vivir al menos 14 días en una temperatura de 4 centígrados, condición climática promedio de un refrigerador.

El artículo Estabilidad del SARS-CoV-2 en diferentes condiciones ambientales de la revista británica The Lancet, detalló que el coronavirus puede permanecer de forma indefinida en una temperatura menor a 4 centígrados.

El estudio arrojó que el virus que ya cobró más de 7.5 millones de vidas en el mundo solo puede estar un día bajo una temperatura de 37 grados centígrados; a 56 grados vive 10 minutos; y a 70 grados centígrados, su permanencia se reduce a un minuto; es decir, el calor es enemigo del coronavirus.

¿CUÁNTO TIEMPO VIVE EL CORONAVIRUS?

Cuando se hacen las compras en el supermercado, algunos productos vienen en materiales donde el coronavirus tiene distintos tiempos de permanencia, por ejemplo, en el vidrio puede durar hasta dos días; en el plástico y el acero inoxidable se queda 4 días.

El coronavirus permanece al menos hasta dos días en los billetes que usamos al pagar las compras, pero lo anterior depende de las condiciones en que se encuentre y por eso es recomendable pagar con tarjeta.

En objetos tan cotidianos como el papel bond y el papel higiénico el coronavirus podría estar hasta por 30 minutos.

De acuerdo al estudio publicado el 2 de abril de 2020, en la madera y la ropa no se pudo detectar ningún virus infeccioso el segundo día, lo que significa que en dichas superficies el coronavirus solo permanece un día.

DESINFECTANTE: ENEMIGO MORTAL DEL CORONAVIRUS

El estudio británico concluyó que el coronavirus es eliminado por cualquier desinfectante en menos de cinco minutos, excepto cuando se incuba cinco minutos en jabón de manos.

Es decir, es recomendable limpiar con algún desinfectante los productos comprados en el supermercado, envases de vidrio de refrescos y cervezas, artículos en envases de plástico, y por supuesto lavarse las manos al regresar a casa de las compras.

Share